“…no creo que haya un “yo” estable o esencial. Yo soy una amalgama de muchas cosas: libros que leí, películas y programas de televisión que vi, conversaciones que tuve, canciones que canté, amantes que amé. De hecho, soy una creación de tanta gente y tantas ideas, que siento que he tenido muy pocas ideas o reflexiones originales propias; pensar que lo que yo considero “mío” es “original” sería de un egoísmo deslumbrante. A veces creo que he tenido un sentimiento o se me ha ocurrido una idea original cuando de pronto, a las 2 AM, al ver una película vieja en la tele que no había visto en muchos años, el protagonista dice algo que yo pensé que se me había ocurrido sólo a mí. O, dicho de otro modo, tomé sus palabras (que, claro está, tampoco eran “sus palabras”), las pensé como si fueran mías y me las apropié.”

“Escritura No-Creativa” – Kenneth Goldsmith