Flores de miel en eterno reposo
saltan felices de vida algodón
mirando la luna a través de los ojos
a pesar de no tener corazón
Pelos hinchados de sangre
olisqueando buscando una luna de amor
huelen su presa preparan las garras
la guerra creada de sexo y horror
Un daiquiri un blanco un sauvignon
una mirada un beso un viaje en avión
de locuras trilladas oscuras sin dios
de cruces e ies en sambas con hoz
se cruzan las flores con flotas hirsutas
transportan soldados de raro cantar
“están desalados” gritan las brujas
las flores escapan no pueden dudar
La guerra se desata
el útero perfumado ya no es paraíso
si las flores no viven más, tú dime
¿Quedará lugar para su hechizo?
Tantos años y ya no están
en su lugar de alas se alimenta el sol
de miradas azules y piel de metal
de la guerra amorosa de sexo y horror
Son ceniza las flores historia las naves
la inocencia ya no tiene color
las murallas arden de fuego de sangre
confunden pureza con asco sabor
En mis ojos yo guardo sus cantos
en mi piel el olor del dolor
en mi mente no tengo recuerdo
mas yo soy producto de lluvia de dos