“Se tiende a concebir la libertad y la individualidad como un status, como un estado. Se cree que un hombre es libre cuando vive bajo condiciones que le permiten la libre decisión. Pero sólo es libre cuando realiza, cuando produce su libertad. En la más libre de las sociedades podrá haber siervos mientras los hombres entiendan la libertad como una vestidura y no como concretización, como despliegue, como proyecto.
Proyectar es generar mundo. El proyecto nace allí donde se produce el encuentro de teoría y praxis. En tal encuentro, ninguna de las dos se anula. Ambas encuentran su despliegue.”

“El mundo como proyecto” – Otl Aicher